lunes, 8 de febrero de 2010

GRACIAS

Soy la esposa de Salvador Valverde, quiero dar las gracias en mi nombre y en el de su familia por todas las muestras de afecto, cariño y admiración hacia mi esposo.
Salva era un hombre que despertaba grandes odios y grandes pasiones, ese era uno de sus grandes encantos por eso no me ha extrañado leer comentarios desagradables.A las personas que los han escrito mi respeto hacia su opinión y una sola frase, " SEGUIR APLAUDIENDO EL CHOPER" .
A Profesional algo muy sencillo se torea como se es así que tu " NO DEJES DE ESTUDIAR"
Reitero mi gratitud a todos un beso muy fuerte. Maria

4 comentarios:

Pedro dijo...

Gracias a ti María
Pgmacias

ToroAlcarria dijo...

Un fuerte abrazo para tí y tu familia.

RockerAlto dijo...

Hola María, no tengo el gusto de conocerte, pero te acompaño el sentimiento de corazón. Es curioso, pero a Salva sólo le conocía de "vista" a pesar de llevar mas de 20 años sentado en el 7, primero en la andanada (como Salva)y después en tendido alto del 7 pegando al 8; y a pesar de conocerle sólo como compañero de tendido, he sentido su pérdida como la de alguien muy cercano...La Plaza de Las Ventas ya no volverá a ser la misma sin Salva, pero ten ánimo porque seguro que Salva ya tiene reservado su abono en la Plaza de toros del Cielo...y desde allí de vez en cuando nos dirá...¿A quién defiende la Autoridad?...Un beso fuerte.-

Rafael dijo...

Que magnifico recuerdo guardo de Salva, él junto a Fausto y el Rosco fueron quienes me introdujeron a conocer el toro en el Campo. que viajes, Dolores Aguirre, Adolfo Martin, Cebada Gago, etc, etc, las tertulias en la casa de Ceuta, los cafeses con hielo que nos tomábamos antes de cada corrida con todo el grupo comentando la actualidad taurina.

Fui socio fundador de El Toro o creo que me apunte a la semana siguiente, mi abono cinco filas mas atrás de su asiento del 7, al lado de Rafael, otro buen aficionado tambien desaparecido de Colmenar Viejo.

Lo que nos divertiamos con las ocurrencias de tu marido y Fausto cuando las tardes eran soporiferas, solo por eso valia la pena asisitir.

Por motivos de trabajo perdi los abonos y deje de ir a los toros, no obstante un dia en Orusco al ir a tomar unas cervezas con un vecino, me presento a su primo, y éste era "Jesús El Pintor" otro miembro del grupo, él fue el que me puso en antecedentes del calvario de tu marido, posteriormente contacté a Fausto y me contó con mas detalle el devenir de Salva.

Maria, Fausto, Rosco,
Salva está en mi recuerdo.